Motivación del personal y enriquecimiento de los equipos de trabajo

Gracias a la integración de personas con enfermedad mental y/o drogodependencia, los equipos de trabajo en la empresa son más diversos. Desde hace décadas ha quedado demostrado que con la diversidad los trabajadores habituales ganan motivación al comprobar cómo personas con dificultades son capaces de sobreponerse y luchar por conseguir objetivos.

Además se produce un fenómeno de identificación de los trabajadores con la empresa que es mejor considerada por ellos gracias a que ayudan a estas personas, con dificultades, a mejorar su calidad de vida y su ilusión por seguir luchando.

Por otra parte, incluir en la plantilla a personas con enfermedad mental o drogodependencia, mejora la toma de decisiones que se ven enriquecidas con nuevos puntos de vista.

Back to Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies